Roli

Los teclados eran en blanco y negro. Nosotros les agregamos color y alta definición.

Empezamos con el Seaboard. Esa suave superficie ondulada de silicona sensible a la presión fue lo más novedoso que sucedió en el mundo de los teclados desde cerca del año 1700. Fue entonces cuando Bartolomeo Cristofori inventó el pianoforte, que volvió locos a quienes tocaban el clavecín al brindarles una nueva manera de controlar el sonido.

Todo empezó con el Seaboard

El Seaboard reimaginó lo que podía hacer un teclado, tanto que superó al piano, igual que el piano superó al clavecín. El Seaboard lanzó una familia de instrumentos que permiten que los músicos sean más expresivos, con una cantidad de sonidos y efectos al alcance de sus manos que nunca antes habían tenido.

Estos instrumentos, que combinan tecnologías digitales y un nuevo enfoque de los diseños integrados culturalmente, parecen conocidos. Pero están a años luz en cuanto a sus capacidades musicales.

Creamos el futuro de la música

Para impulsar el futuro de la expresión musical se necesita un equipo con talentos increíblemente diversos. Programadores de C++, ingenieros eléctricos, diseñadores industriales, investigadores científicos y músicos virtuosos trabajan hombro con hombro, y habitualmente comen juntos, en nuestras oficinas ubicadas en la zona este de Londres. Con antecedentes variados, todos contribuimos a crear los productos que están cambiando la manera en que las personas hacen música. Y hay muchos más cambios por venir.